Ddtapp

Victoria sin gloria ¿Para qué?

Escrito el 25/02/2018
Desafio De Todos


“Al vencer sin obstáculos se triunfa sin Gloria” (Pierre Corneille dramaturgo francés). La gloria del triunfo se obtiene cuando en la contienda se da el mayor de los esfuerzos.
La victoria no es solamente vencer. La victoria para que sea victoria, debe ser total, innegable, sin un centímetro de duda en el resultado, es lo que también se conoce como competir o ganar en buena lid y sólo cuando esto ocurre la victoria se hace acompañar de gloria.
En el deporte, por ejemplo, ocurre que vemos a los atletas dejar el corazón en el terreno, unas veces saltan, bailan, ríen, lloran o experimentan una mezcla de todas las anteriores. Esta reacción es producto de la entrega, del gran esfuerzo realizado para superar a su oponente, quien aun perdiendo, también se cubre de gloria cuando da una buena batalla.
Tal es la hidalguía de la competencia justa, que quien por error daña a su contrincante sufre abiertamente la vergüenza y el dolor del daño involuntario, así como le sucedió recientemente a Salomón Rondón, el criollo que no dudó en manifestar su tristeza cuando sin querer le partió la pierna a un integrante del equipo contrario.
Venezuela tiene muy buenos ejemplos que dar al respecto. En el campo deportivo tenemos jóvenes que han destacado por haberse medido con los mejores del mundo, tal es el caso de Yulimar Rojas (21 años), Deyna Castellanos (18 años), y Daniuska Rodríguez (19 años). Estas mujeres, de las que todos los venezolanos debemos sentirnos orgullosos, tienen algo en común: han respetado las normas de juego, han obtenido el triunfo y la gloria, han vencido en buena lid.
Es hora de seguir el ejemplo de estas y de muchos otros venezolanos que han alcanzado la victoria sin tener que recurrir a la trampa, sobre todo en estos momentos, cuando en medio de la más fuerte crisis económica y humanitaria de la que tengamos memoria, se convoca a unas elecciones apresuradas, se saca de la contienda a quienes tienen altas posibilidades de triunfar, se ratifica a un árbitro sobre el cual recaen serios cuestionamientos por su parcialidad y se deja el campo abonado a un “Presidente Contendor” que asegura que irá a elecciones con o sin contrincantes.
Bajo estas condiciones, el 22 de abril puede ser que el Candidato Presidente Nicolás Maduro triunfe, pero el 23 no habrá ni un ápice de gloria en su victoria. Si es que es cierto que Maduro vive en el corazón del pueblo, entonces debería demostrar que respeta a sus seguidores apegándose a la norma y convirtiéndose en un competidor de altura. En este sentido, cabe preguntarle: ¿Sr. Presidente, de qué valdría su triunfo si para alcanzarlo debe quebrar las piernas de sus contrincantes y llevar ventaja?, ¿qué pasará el 23 de abril cuando nos levantemos nuevamente con una elección sobre la cual la inmensa mayoría de los venezolanos tenemos nuestras dudas?, ¿se habrá acabado la crisis, o por el contrario, será la recta final al despeñadero?.
Debemos pensar en Venezuela. Si algo ha quedado en evidencia, es que los sectores que polarizaron al país, entiéndase MUD y PSUV, no están pensando realmente en este pueblo que cada día ve su vida comprometida. La hambruna es incontenible, los reportes de organizaciones como Unicef, Caritas y el trabajo de la incansable Susana Rafalli, entre otros, demuestran con pruebas fehacientes que hace rato en Venezuela dejó de existir la seguridad alimentaria, eso por no hablar de la falta de medicamentos y la pérdida de la capacidad del Estado para garantizar el derecho a la salud.
Es 14 de Febrero, no está demás pedirle al Presidente una demostración de amor. Presidente Nicolás Maduro usted aún está a tiempo, ponga su mano en el corazón y en un acto patriótico, humanista y de suma valentía reflexione. Somos millones los que deseamos que usted convoque una cadena nacional para escucharlo decir: “Yo quiero una victoria con honra, hagamos un “taima” en el juego, convoco a un gran Acuerdo Nacional para abrir las compuertas de la verdadera democracia, permitamos la participación de todos los partidos políticos, en vez de invalidarlos invitémoslos, permitamos que el Registro Electoral se abra para que todos puedan expresarse, que se detenga la migración arbitraria de centros electorales, que se permita la presencia de testigos y veedores, todo el que quiera venir que venga, que reaparezca la tinta morada, que no se exija la presentación de un carnet a la salida de un centro, que gane el mejor, que sea una victoria legitima y llena de gloria”.
Hoy las mujeres del Movimiento Amplio levantamos nuestra voz con respeto, pero con firmeza, para recordarle Sr. Presidente, que no hay combate digno si no se respeta al adversario. Lo exhortamos a escuchar al pueblo, a reivindicarse con las mujeres venezolanas que son las principales víctimas de esta penosa crisis, le pedimos que cese de irrespetar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, desista de su afán de ser recordado como el Presidente que se burló de todo su pueblo, piense que de nada le servirá ganar y gobernar sobre las cenizas de una sociedad que agoniza, es hora de pensar en Venezuela convocando a una elección justa, libre de dudas y sombras.

Indira Urbaneja
Coordinadora Nacional de Mujeres del Movimiento Amplio
@indiurbaneja


1