Ddtapp

¡Viva la República!

Escrito el 24/02/2018
Desafio De Todos


Así terminó José Félix Ribas su mensaje a la juventud que se levantó en armas para defender en La Victoria el asedio que cabalgaba a liquidar a Bolívar y su influencia en Caracas y valencia. Estos jóvenes Republicanos, lucharon contra los Realistas quienes conformaron un ejército de llaneros mayoritariamente seducidos por las ideas de Boves, este iba promoviendo el resentimiento y el odio contra los precursores de la libertad. Hombres de esta tierra en contra de ellos mismo, era una batalla entre el bien y el mal.
Imaginen eran estudiantes, muchachos desde 14 años que aprendieron a usar la bayoneta dos días antes de la batalla, se montaron en los techos rojos de La Victoria después de caminar desde Caracas hasta ese lugar y desde allí soportaron durante un día entero el asedio, recibieron el ataque por los pantanos del Sur, la entrada de San Mateo y por el norte los rodearon los realista por El Calvario. Eran entre 6 mil y 7 mil realistas contra un aproximado de 2000 republicanos , entre ellos habían jinetes, soldados, mujeres, jóvenes y unos 700 adolescentes entre 14 y 20 años. Todos llenos de esperanzas, con la convicción de proteger a sus familias, de alcanzar la libertad, eran los inocentes, sin opción alguna; era resistir o morir. Estos héroes, inspirados en la idea Republicana, alcanzaron el triunfo de esta memorable batalla haciendo que el ejército de Boves, dirigido por Francisco Tomás Moralesque, huyera. ¡Que gran Victoria!
Ribas los inspiro en esta síntesis de la causa, diciendo: “Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo de la patria; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que será memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! ¡Viva la República!

Al joven de hoy, a pesar de que nos caracteriza la alegría el buen ánimo, en memoria de esta batalla debemos hacer reflexión sobre el duelo en el que esta emergido nuestra nación, las tristezas sufridas por las madres, la tribulación de las familias, las miserias, la escasez de alimentos, medicinas, la situación del agua, la electricidad, el transporte. Ellos, los acomodados no sufren lo que sufre el pueblo, se acomodaron y defienden el surgimiento de una nueva casta, ambigua, corrupta que estima prevalecer y someter la voluntad de la mayoría del pueblo venezolano.

El joven de hoy, debe identificar al tirano y no puede limitarse a creer que los vicios que abrazan nuestra nación están exclusivamente en el gobierno. No, hay que ver con más agudeza y procurar la unidad superior de quienes tienen orígenes políticos distintos por consolidar un avasallante ejercito de trabajadores, estudiantes y emprendedores que saquen a esta nación de este cataclismo.

BOVES NO ESTUVO PRESENTE EN LA BATALLA DE LA VICTORIA.
Boves no participo en esta batalla estaba herido y lo llevaron a ser atendido en casa del médico Dr. Carlos Arvelo, patriota y Médico Cirujano en Jefe del Ejército Libertador, quien aun sabiendo de quién se trataba, lo atendió de inmediato. Fue un acto de honor y de respeto a la vida por aquel doctor de 30 años. Boves escribió con su propia sangre su nombre en la puerta del médico después de ser atendido. Relato esto porque es sin duda una expresión del contraste de valores que son manifiesto en estas personas, el ejército realista y las fuerzas republicanas que a pesar de sus claras diferencias comprendieron la importancia del honor. Renunciaron a sus ideas por un momento y el doctor seguro le atendió con la simpatía que le caracterizaba. Vaya que hoy falta mucho de esto.
La Venezuela de hoy se encuentra en el mismo contraste, entre los que se dejan envilecer por el poder, aquellos que están borrachos de corrupción, entre los que ofenden nuestra identidad republicana y tratan de profanar un santuario aspirado enterrar los logros de tantos años de historia, de sangre derramada, de gestas heroicas solo por el poder y los que reclaman la estabilidad política, la felicidad social, el estado de derecho, la defensa de la democracia.

LA REPUBLICA PELIGRA
Hoy nuestra república peligra, está en la mira de los intereses extranjeros por la soberbia de dos sectores que no representan a los venezolanos los azules y los rojos, está agredida por la desmedida vulneración de los principios rectores de nuestra constitución. Hoy se ejerce gobierno con un suprapoder soberanísimo constituyente inconstitucional dirigido tácitamente por el presidente de la república.
A propósito el Joven Gran mariscal de Ayacucho el 6 de junio de 1826 escribió: “tengo gran miedo a estos congresos constituyentes que no teniendo reglas ni ley alguna , hacen lo que le da la gana”.
¿Será que la acumulación de todos los poderes del estado ha generado soluciones efectivas a la crisis que viven los venezolanos hoy?  ¿Será que permitió apalear el dolor de las familias que pierden a los más jóvenes porque deben correr a buscar un mejor futuro fuera de nuestras fronteras?
¿Qué haría Bolívar, Ribas, Campo Elías, Montilla y nuestro Mariscal de Ayacucho ante la muerte de tantos venezolanos y semejante Barbaridad?.
Debo concluir diciendo que al final de la historia de los jóvenes de aquella generación “Las fuerzas republicanas vencieron la tiranía”
Solo falta el desenlace de la nuestra. ¡Volveremos a vencer!

Ali Mauricio Gómez Rodríguez.

Coordinador Nacional de Juventud del Movimiento Amplio Desafío de Todos