Ddtapp

Discurso de Rodríguez Torres el día de su detención

Escrito el 01/05/2018
Miguel Rodríguez Torres


 

 

13 DE MARZO DEL 2018

(DÍA DE SU DETENCIÓN)

        

         Muy buenas tardes a todas, les agradezco que se hayan tomado un ratico de su tiempo para asistir a este conversatorio, a Indira por haber trabajado en su organización, a los invitados especiales que hoy están aquí presentes, a la gente que vino de otros estados, de Sucre, Miranda, Falcón está ya por llegar, varios estados que han venido hoy a hacerse sentir en este conversatorio.

        La intención es, para ir directamente al grano, entender cuál es la situación del país, de la Venezuela de hoy, cuál es esa circunstancia, esa crisis que estamos viviendo los venezolanos. El rol de la mujer en medio de esa crisis, que para mí es un rol fundamental, y qué tenemos que hacer para superar tamaña crisis que estamos viviendo.  

       Yo aprovecho para mostrarles este librito, yo no sé si Indira trajo el librito, este es un folleto bastante corto, muy resumido de nuestra propuesta como  Movimiento Amplio, no solamente para salir de la crisis, sino cual sería el enfoque, el rumbo que hay que darle a este país, para salir de esta difícil situación coyuntural y empezar a construir una sociedad diferente, a partir de nuestras experiencias porque tanto el ser humano, como la sociedad, debe aprender de lo bueno y de lo malo, ir creciendo, desarrollando y madurando en función de la experiencia, aunque no nos guste mucho el termino maduro, pero si, tenemos que madurar como sociedad, a partir de las malas experiencias que tenemos y  parte de eso debemos lograrlo en este pasaje que nos ha puesto Dios a  vivir en esta tierra,  Venezuela.  ¿Cómo caracterizo yo a la Venezuela de hoy?  Yo creo que si alguien tiene claro esa Venezuela de hoy es la mujer, la mujer Venezolana estoy seguro yo  que vive la mayor crudeza de la crisis, y se lo digo porque muchísimos hogares en Venezuela, muchos hogares más de lo normal, la mujer venezolana hace el rol de madre y de padre, muchas mujeres tienen sus hijos y no tienen  a su pareja al padre de sus hijos consigo, pero les estoy hablando de millones de mujeres, y eso hace que la mujer viva la crudeza de la crisis con mucha dureza, la mujer se para a las cinco de la mañana porque tiene que hacer algo de comer al hijo para que vaya al colegio, imagínese el dolor de una mujer hoy cuando sabe que con lo poquito que gana en su trabajo es muy poco lo que puede quedar para darle el desayuno  a su hijo para que vaya al colegio o a sus hijos si son varios, después ella tiene que salir a trabajar ocho horas para ganarse un sueldo que le alcanza para comprarse un cartón de huevos y así llega a la casa pasando todas las penurias de  que no hay transporte, que hay que montarse en un camión y si consigue transporte no tiene efectivo para pagar y eso lo vive la mujeres venezolana  todos los días, de ir al auto mercado o a un mercado libre o a un mercado a cielo abierto y ver los precios de las cosas  y decir cómo hago yo para sobrevivir con lo que tengo este mes, cómo hago para que mis hijos coman, y he sabido de muchas mujeres que prefieren que coman sus hijos y ellas prefieren pasar en día entero sin comer, o comen lo poquito que pueden dejar en la cena cualquiera, eso se lo  comen, pero que coman fundamentalmente sus hijos.

        Si creo que las mujeres hoy tienen que jugar un rol fundamental por estas cosas que estamos viviendo en Venezuela, sin contar el dolor de muchas madres de ver a sus hijos partir a un destino incierto, se me fue un sobrino, se me fue el hijo, se me fue no se quien, hacia Colombia, hacia Perú, hacia Brasil a sobrevivir y en Colombia se sabe de sitios donde duermen cientos de venezolanos en una plaza o en una playa, y la madre aquí sufriendo porque sabe que en esas condiciones están sus hijos, entonces sí creo que esas cosas que vive la mujer hoy en Venezuela tienen que ayudarnos a madurar como sociedad y tienen que obligar a la mujer venezolana a convertirse en la punta de lanza en esta lucha por transformar esta realidad, porque de paso la mujer se para de madrugada, atiende a los hijos, los manda al colegio, sale a trabajar, regresa, tiene que hacerle comida otra vez a los muchachos, ayudarlos a hacer tareas, ver cómo resuelve y busca para conseguir comida y plata para el otro día, quien tiene que vivir pariendo y uno hace una reunión de junta de condominio y lo que  van son  puras mujeres, yo no sé cómo hacen, pero están en todo, asumen todo con responsabilidad.

 

        En esas condiciones ¿Cómo vive el venezolano de hoy? Está signado por un sentimiento fundamental: EL MIEDO, el miedo es lo que tiene hoy a los Venezolanos en la condición que la tiene, la inseguridad, no solo la inseguridad como problema de inseguridad ciudadana, sino esa inseguridad que vives tu cuando te paras frente a la nevera y al otro día dices no tengo comida para esta noche, qué hago para esta semana, no tengo el efectivo para pagar el transporte y si no voy a trabajar no me pagan, que todo es difícil, hacer una diligencia en Venezuela cuánto puede costar hoy; Conseguir un empleo bueno, un buen salario, no poder decir viene un fin de semana y decir en familia vámonos para la playa, vamos a disfrutar un fin de semana en la playa, es imposible, todo es difícil,  todo genera incertidumbre, todo es inseguro y por lo tanto se genera miedo, el miedo como sentimiento produce otros dos, de él se derivan dos formas de acción, o te paraliza, hay mujeres que se paralizan por el miedo, ya no sé qué hacer, yo vi a una señora en las redes diciendo voy a envenenar a mis hijos y me voy a envenenar yo porque ya no sé qué hacer, el miedo te paraliza, o despierta tu creatividad, planificas y te activas a enfrentar tus miedos, y eso precisamente es lo que nosotros tenemos que lograr como movimiento en las mujeres y en todos los Venezolanos, y que la gente sepa que la transformación de Venezuela, la superación de la crisis que estamos viviendo, no pasa por esperar que venga un General y nos resuelva el problema, o baje un mesías del cielo y tome las decisiones que tenga que tomar, o vengan los gringos y nos invadan a ver si nos resuelven el problema de Maduro, no están ahí las soluciones, la solución a esta crisis, la forma de romper la inercia de esta crisis que pareciera que no termina nunca, está en la organización de la gente, y de la participación, eso es lo único que nos puede a nosotros ayudar para de salir de esto de la manera correcta. el miedo te paraliza, o despierta tu creatividad, planificas y te activas a enfrentar tus miedos, y eso precisamente es lo que nosotros tenemos que lograr como movimiento en las mujeres y en todos los venezolanos, y que la gente sepa que la transformación de Venezuela, la superación de la crisis que estamos viviendo, no pasa por esperar que venga un General y nos resuelva el problema, o baje un mesías del cielo y tome las decisiones que tenga que tomar, o vengan los gringos y nos invadan a ver si nos resuelven el problema de Maduro, no están ahí las soluciones, la solución a esta crisis, la forma de romper la inercia de esta crisis que pareciera que no termina nunca, está en la organización de la gente, y de la participación, eso es lo único que nos puede a nosotros ayudar para de salir de esto de la manera correcta.

         ¿Cómo se ve la crisis? Nosotros en este folleto la hemos identificado cinco dimensiones de la crisis, la primera es la crisis espiritual de los Venezolanos, ¿Por qué una crisis espiritual? Bueno porque es una crisis donde se ha achatado el espíritu del venezolano, yo particularmente soy cristiano y hombre de fe y si creo que nosotros le hemos volteado la espalda a Dios hace rato, le hemos dado apertura a cualquier cantidad de otros, de otras formas religiosas que no son propias de nuestra identidad y de nuestras creencias, creo que el Venezolano esta signado por una severa  crisis espiritual porque el sentimiento que más nos agobia aparte del miedo es el resentimiento, el resentimiento se carcome el alma del ciudadano, usted no ve que hay familias que se matan unas con otras y son hermanos, primos porque uno es chavista o el otro es madurista y el otro es opositor? Aquí toda la vida se convivió entre adecos y copeyanos, mascitas y ningunos se mataban unos con los otros porque tú eres adeco y tú eres copeyano, en mi familia habían adecos, habían copeyanos pero todos eran familia, mas allá del sentimiento que pudiera surgir en el momento de una campaña, pero resulta que ahora ser antagonistas políticamente implica ser enemigos y no nos vemos como adversarios que pensamos distintos que tenemos proyectos diferentes sino como a un enemigo que tengo que destruir y eso le ha hecho mucho daño al país, y estamos llenos de heridas en el cuerpo social venezolano y de resentimientos y resulta que mientras nosotros los venezolanos a pie abajo, estamos sufriendo de ese resentimiento y nos miramos becerriados y no nos queremos, los líderes políticos de todos los sectores se quieren, se abrazan, se hablan en secreto para que no los vean, hacen pactos, hacen negociaciones y nosotros abajo creemos que somos enemigos unos de otros, no, aquí no pueden haber enemigos, el primer sentimiento al que tenemos que darle un parado de inmediato y empezar a construir un país sobre el sentimiento del amor es al resentimiento, y por eso en este libro, en el capítulo que dedicamos a la crisis espiritual, nosotros hablamos de la reconciliación nacional, y este país está en una situación caótica señores, basta que ustedes hagan un viaje por una carretera, váyase de aquí a Altagracia de Orituco y vean cómo está el país, no hay 100 metros de carretera donde no hay un hueco, no hay un bombillo del alumbrado público que funcione, no hay donde tomarse un café porque no hay efectivo, usted se va a un baño en la carretera y eso es un desastre, y así usted va viendo el país como poco a poco, va desgarrándose, un desastre, usted cree que un país con la economía como la que hoy tenemos, con una inflación que pasa que hablan de los 10 mil a finales de este  año, 10.000 por ciento de inflación, usted cree que un país así, que Petróleos de Venezuela que es nuestra principal fuente de recursos ha caído más o menos de 815 mil barriles diarios de producción y de ahí dependemos todos los venezolanos, ¿Usted cree que en un país donde no hay transporte porque ya hay que montarse en los camiones de los cochinos  y las vacas porque no hay efectivo, porque no hay cauchos, no hay filtros, porque no hay aceite por lo que sea,  usted cree que un país así donde usted va a buscar un antibiótico y no lo consigue, o va a un hospital y no consigue nada, un país así se puede reconstruir sobre el resentimiento, sobre el odio? Si no logramos la gran unidad superior de los venezolanos, mas allá de lo que digan los líderes políticos, nos unamos los venezolanos para sacar este país de abajo, no hay manera de que superemos esta crisis, porque el resentimiento, ¿Saben qué va a producir si no lo erradicamos del corazón de los  venezolanos?,Que los que hoy están en las guarimbas y en la lucha y en la calle, pasarán a Miraflores en algún momento, y los que están en Miraflores saldrán a las guarimbas en la calle, y el país va a seguir en el mismo bochinche en el que estamos desde hace cuatro o cinco años y seguiremos en la misma crisis, es necesario reconciliar  a los venezolanos, como sociedad, podemos tener diferencias porque nadie es igual a otro, pero es necesario respetar esas diferencias porque justamente de ahí, de ese resentimiento, deriva la crisis política.

        No podemos hacer eso, fíjense que ese es el tema de la crisis política, tenemos que aprender a reconocernos, tenemos que aprender a respetarnos unos a otros, la crisis económica ni se las nombro, ni se las nombro porque la estamos padeciendo todos los días, la crisis social es consecuencia de todo esto, cada día somos más pobres, mientras más inflación nuestro dinero vale menos, y por eso hemos decidido convocar a la conformación de un Frente Amplio Nacional, un Frente Amplio Nacional que permita unir a todos los venezolanos de distintas corrientes con un solo fin, alcanzar condiciones electorales que están en la ley, nosotros no vamos a pedir nada extraño sino simplemente las condiciones que están establecidas en la ley, una vez alcanzadas esas condiciones tendremos que elegir un candidato único para empezar el proceso electoral según esa norma que está establecida, para alcanzar el poder para empezar a transformar la realidad que hoy estamos viviendo, ese es el camino, y por eso existe por si solo con un solo fin repito, alcanzar que las condiciones electorales sean las que están estrictamente establecidas en la ley.

        Acabo de recibir una notificación que me obliga urgente a salir, después les explicarán y les contarán. Les agradezco mucho su presencia  y espero que de aquí salga la voluntad de muchas mujeres de construir una sociedad distinta, fuera del resentimiento y empecemos en la conquista del amor de los venezolanos, a reconciliarnos para construir una sociedad distinta.

        ¡Muchas gracias a todos y buenas tardes!